GLOSARIO

ph-116321

Estrellas… el deseo extremo y recurrente de los días que pasan a mi lado. Una marcha interminable de deberes y pendientes que nadan en sentido contrario a la corriente de ideas que me evade del mundo.

Sentimientos… como todo aquello que me arrastra muy cerca de la luna pero tan próxima al abismo, que evito siquiera el frío de la noche que evoca recuerdos entre lineas de un verso abandonado en las escaleras.

Verdades siniestras… todas aquellas que exploraron las caricias del tiempo, arrancando poco a poco disfraces funestos y sonrisas embelesadas de inestabilidad y dolor. Abrieron camino a mundos desconocidos que no eran tan peligrosos, hasta que ya avanzado el sendero perecieron pintarse de gris como laberintos tormentosos.

Un paso a la vez ocurre el presente, y dos más allá se dibuja un futuro burdo entre brumas sedientas y tormentas de truenos en el cielo. Un látido constante y un aliento cálido mantienen con vida una esperanza mal herida en una trincehra desolada.

LÓGICA

logicamatematica-discreta1

Pendiendo de un hilo, la cordura al fin comenzó a creer en el infinito, en los imposibles y hasta en el tiempo. Estaba a punto de morir y recordó las veces que se negó a envejecer, los intentos fallidos por tener razón y todo el rencor que acumuló pero realmente jamás valió la pena.

Unas cuantas lágrimas tocaron el piso y al mirar al cielo se preguntaron porqué no paso más tiempo pretendiendo el lado absurdo de las cosas, porque no era más ambiciosa con las noches de juerga entre luces y ruidos estridentes.

Unas cuantas gotas de sangre flotaron en el espacio con una pregunta entre célula y célula que resonaba en las paredes de un cuadro vacío… ¿a caso no pensó en trascender?…¡debió dejar más que un trozo de lógica innegable!

Y ese momento infinito de caer en el abismo significó más que toda una vida de extrañas y cuadradas experiencias, y esa incertidumbre que la invadió transformo cada centímetro de su mente racional convirtiéndola en una idea alucinantemente bella suspendida en un espacio sin filosofías, sin cadenas y sin moldes solemnes.

ARENA

orig_145335

Un profundo sueño me invade y me conduce a caminatas eternas bajo la Luna que yace en el firmamento. Siento la luz cual idea pálida, cual sentimiento frío que llega en un instante de silencio.

Una singular incertidumbre toca el reflejo en el agua, desfigurando el retrato superfluo de un cuadro gastado por el tiempo.  La niebla densa provoca que afiance cada paso al atravesar un jardín de objetos amorfos, pétalos flotantes tocan mi rostro y arbustos hechos de pensamientos estiran sus manos hacia mí para robar un poco de aire.

Extraños murmullos  me conducen a la orilla de esta peculiar visión… hay un océano intenso, un amanecer distante, arena suave que baña mis pies y me invita a quedarme quieta, a esperar al sol y soltar las riendas de mu corazón.

ACORDES

índice

Quedaban rosas junto a notas grises, eran la manera de romper aquello que aquejaba a mis pies para poder caminar otro día y si el destino conspira tal vez volveré a encontrar ese pequeño deseo colgado de melodías intensas.

Buscaba calor y encontré solamente la llama minúscula de un instante memorable… de un instante superfluo casi cubierto ya por el olvido… ese suspiro nocturno invadiendo las  pacíficas tinieblas del inconsciente.

Voces en la obscuridad, caricias sin humanidad, latidos perdidos entre sólidas ondas que llenaban todo y a la vez que coloreaban las frágiles estelas de un despertar.

Llegaron tantas gotas que dibuje en cada una todo aquello que deseaba, todo aquello que ya por el tiempo olvidaba. Tejí para mi alma una delgada armadura con cristales de cielo para poder continuar mi extraño paso en este mundo, mi extraña vida en un desierto donde siempre me sentí cobijada por la mano invisible que vio nacer mi corazón.

ILÓGICO

planetas-1189

Retando al cielo a buscar monedas en la fuente que regala sueños de tremendas escalas que conectaban tierra y estela de pensamientos locos, ya una vez caí dentro de extremos calabozos de cristal.

Donde comenzaba mi mano, terminaba un vasto episodio de palabras contenidas en aire azul. Donde mis ojos tocaban las estrellas quedaban las huellas húmedas de polvo y hojas secas del ayer.

Quedaba mi alma sentada entre excitantes reflexiones de luces intensas provenientes del fondo del mar, una roca azotada por la voz firme de escenarios paralelos, de canciones distantes que llegan como la lluvia detenida entre nubes de tiempos extintos.

Quedaban tantos trozos de aquellos recuerdos que  fue tan fácil construír escenas de una novela infinita de rebeliones del latir de un corazón.

2 DE NOVIEMBRE

2014-10-28-11.30.18

Un día llegaras y sin anuncio previo estarás en mi puerta, altiva y elegante, con tu mano fría acariciaras esa larga lista que te espera para el día. Sé que no gustas de esperar, pues eres una dama incomprendida y solemne, que recorre este y el otro mundo, ya tendré mis maletas listas solo con lo indispensable porque he de viajar ligera… ¡no sé a dónde me has de llevar Catrina!

No olvidare los besos, ni los abrazos esos me quedaron marcados en el alma. Pero extrañare los aromas, la comida, la lluvia que delicadamente caía en mi rostro. Lo que si dejare serán las preocupaciones porque pesan de más, también deliberadamente tirare por la ventana los malos recuerdos, pero llevare bien guardado en el corazón el brillo de los ojos de mi amor, estuvo conmigo en esta vida y lo estará en la siguiente.

Caminamos tan cerca y miramos los ojos de los desvalidos que sufrían de dolor y de angustia, de esos que gustabas de visitar en los pabellones del hospital para recolectar su último aliento, recordándome a cada paso que lo que ya está escrito es imposible de refutar.

CALAVERITA (Para mis abuelos)

calaverita

Te marchaste hace tiempo pero días como hoy la brisa te trae de vuelta y a la luz de la luna caminas entre los vivos. Gozas del mágico perfume de las flores, te embriaga el aroma de dulces y comida que se condensa a tu alrededor, vas de puerta en puerta pues te han esperado con fervor y lealtad durante un año ya.

No te vemos, pero te sentimos en el alma, dejaste un espacio vacío en nuestros corazones más sigues aquí en los recuerdos, en las sonrisas, en la cortina que suavemente se mece con el viento.

Entre las sombras de la noche hoy vagas en el camposanto, entre flores coloridas, risas y algunas lágrimas de nostalgia, reuniéndote con todos los que quedamos atrás porque nuestro tiempo aún no ha llegado. Nos reuniremos otro día cuando sea voluntad de Dios que nos alcancemos en tu paraíso, reiremos y conversaremos sobre aquello que no nos permitió el tiempo. Recuperaremos los abrazos y las risas en donde se congelan los segundos.

No te preocupes, porque no te olvidaremos… vives cada día en nuestros corazones, estamos cercanos pues la muerte vaga por el mundo a diario y el destino es incierto. Pero estaremos juntos un día en la eternidad.